El sector televisivo en España está cambiando rápidamente

Evolución de la contratación de Netflix
Fuente: https://twitter.com/jmalvpal/status/825440864298213376

Me interesa mucho la evolución del sector de la televisión. Creo que es el sector más dinámico y el que se están produciendo cambios más rápidamente de los últimos años. 

¿Hacemos un repaso?

Primero las cadenas públicas, después la llegada de  las privadas y posteriormente la televisión de pago. Desde hace poco, los paquetes ADSL+TV+Móvil han llegado con un abaratamiento del precio. Pero también están llegando los canales en streaming (HBO, Amazon, Wuaki y Netflix principalmente). Todo este proceso se ve acompañado en una reducción del gasto en publicidad en los medios audiovisuales, principal ingreso para las televisiones en abierto, transfiriéndose hacia la publicidad digital. Ya en 2016, el gasto publicitario en medios digitales ha superado a las TV en Estados Unidos. En España, desde el 2007 se ha reducido casi un 40% esta inversión. Es decir, los canales tradicionales pierden ingresos año tras año, salvando una pequeña recuperación en el 2016 debido a la mejora económica.

Es decir, nos encontramos ante una reducción de cuotas de pantalla de las generalistas, reducción de ingresos, nuevas plataformas de distribución de contenidos y, por último, nuevos canales con modelos de negocio bastante distintos y a precios muy competitivos.. 

Sin embargo, los dos fenómenos clave en el último año, y lo van a ser en los próximos, son la distribución de paquetes cerrados y económicos en las ofertas convergentes y la llegada, junto a los despliegues de fibra, del streaming. Creo que la competencia del sector se va a producir entre estos dos actores.

La entrada de nuevos competidores (Telecos) con sus paquetes incluyendo futbol, el principal dinamizador de las ofertas, está consiguiendo eliminar el cuasi-monopolio de Canal+ antes del 2015. Recordar que C+ compró Via Digital, única competencia real después del cierre de Quiero TV  en un movimiento muy discutible desde el punto de vista de competencia. 

Actualmente existen 5,8 millones de abonados a canales de pago (datos 2 trimestre 2016) generando unos ingresos de 2.700 millones de euros para el 2016. Mientras, las televisiones "en abierto" generan unos ingresos de menos de 2.000 millones. Es decir, a día de hoy, ya generan más ingresos los modelos de pago. Toda la información la podéis ver en los informes trimestrales de la CNMC.

Sin embargo, este fenómeno puede ser pasajero si las ofertas los canales de streaming son capaces de captar una parte representativa de cuota de valor del mercado. Los hábitos de los consumidores han cambiado y buscan ser muy selectivo en horarios y contenido. El simple hecho de "esperar hasta las 10" a que empiece la serie, ya es pasado para los clientes acostumbrados al streaming. Ves lo que quieres, cuando y donde quieras gracias al multidispositivo. Además, su catálogo puede ser muy amplio y a precios muy competitivos, todos por debajo de los 10€/mes de cuota.

De manera curiosa resaltar que para estas plataformas de streaming su competencia actual son las telecos, aquellas cuya infraestructura son vitales para entrar en los mercados. Es decir, Netflix/HBO deben llegar a un entendimiento con los dueños de la infraestructura que usan sus clientes cuando compiten por los mismos clientes. Es evidente que el principio de neutralidad de red debe asegurar la no interferencia en este proceso, sin embargo, a medio plazo no es razonable que el beneficio de unos se produzca con las inversiones de otros.

La competencia siempre es sana para el consumidor como ya lo estamos viendo en la bajada del precio final. El escenario actual debe hacernos reflexionar sobre dos puntos, por un lado que es evidente que el incremento de competencia es siempre beneficiosa. Y por otro, aquellos actores que son capaces de adaptarse rápidamente a las demandas de los consumidores o dar una solución distinta muy enfocada al uso del servicio, son aquellos que compiten de manera óptima en mercados complejos. 

Seguro que seguiré escribiendo sobre ello. 

¿Qué es la economía? Empecemos por lo básico


Definición de Economía

Hablar de economía se ha hecho tan común que lo usamos como una conversación de barra de bar, similar a cuando discutimos de fútbol. Parece que todo el mundo sabe de economía y cualquiera pueda dar un diagnóstico y soluciones a la crisis mundial o al mercado laboral. 

Sin embargo, hasta para alguien como yo, que no soy economista, escucho algunas conversaciones o leo periódicos o blog, es evidente que existe un gran desconocimiento sobre este ámbito del conocimiento. Intentaré, este 2017, volver a lo básico e intentar explicar los conceptos mínimos y las variables clave para poner en contexto la situación actual, pasado o futuro y poder sacar conclusiones razonadas más allá de ideologías. 

Y empezando por lo más básico, definir que es economía, no es sencillo. Hay muchas en la literatura  con implicaciones y ámbitos distintas pero quiero desarrollar la siguiente: 

"Economía es la ciencia social que estudia, ofrece explicaciones y soluciones a la escasez de productos y/o servicios que son demandados por los consumidores"

Esta definición tiene varios componentes. Por un lado, nombramos la palabra "escasez", es decir, es una disciplina que se centra en el estudio de la demanda de un producto cuando tiene una disponibilidad limitada. Por otro, incluimos la oferta y demanda de productos o servicios, es decir, incluimos a dos partes, una que los produce o tiene y otra que lo necesita o quiere consumirlo. Esta división es fundamental porque crea dos grupos, muy importantes para entender las distintas corrientes ideológicas y de opinión, tema clave para interpretar hechos relevantes en la política y economía del siglo XX.  

En otro lado de la definición, incluimos que su fin es dar una "explicación y ofrecer soluciones" a la escasez. Las explicaciones deben servir para analizar la situación y buscar herramientas que cubran las posibles ineficiencias de los distintos sistemas (qué políticas aplicar, en qué secuencia y en qué momento tomarlas) Cualquier disciplina, como meta, debe buscar soluciones y explicaciones, y no sólo describir, para poder actuar de manera razonada. 

Y por último, la catalogamos de "ciencia social", algo que puede ser discutido, pero es evidente que se puede aplicar el método científico para dar la caracterización de la situación utilizando modelos matemáticos más o menos complejos. La inclusión de "social" tampoco es gratuito ya que implica que está formado por multitud de personas que toman decisiones individuales y que su estimación solo puede basarse en análisis probabilisticos y nunca en certezas. 

Parece evidente que esta definición es muy útil para entender cómo aborda la economía el funcionamiento de un producto individual, lo que se denomina microeconomía. Ahora solo faltaría entender cómo llegamos al funcionamiento de un país o región. 

Si asumimos que la economía de un país se crea uniendo todas las demandas y ofertas de productos,  nos encontramos que puede parecer que no nos sirve esta definición por ser imposible realizar ese cálculo. Sin embargo, para la agregación de todas las demandas utilizamos la macroeconomía, la otra gran rama de estudio. En este caso, se utilizan indicadores, descriptores y modelos matemáticos o conceptuales agregados que posibilitan, de manera sencilla, describir una situación. Uno de los modelos más clásicos lo definió Keynes con el concepto de "demanda agregada", donde, utilizando variables como el tipo de interés o el gasto público, se puede llegar a medir el estado económico de un territorio.  

Evidentemente, tanto el recorrido desde los datos macro a micro o viceversa no es sencillo. Aunque pueda ser evidente en algunos casos, en otros no ha sido cubierto de manera clara por los estudios. Y mucho más, en economías muy globalizadas donde existen dependencias entre países de zonas geográficas muy distantes la complejidad es enorme. 

Es decir, partiendo de una definición bastante simple, podemos describir  el alcance de una disciplina muy compleja donde cada variable de la economía necesita un estudio y análisis muy amplio para caracterizarla. Sin embargo, nos puede servir para comenzar a entender esta disciplina. 

La economía es parte fundamental de nuestro día a día. Tener conocimientos básicos se hace imprescindible no solo para decidir a quién votar o entender el entorno real, también para tomar decisiones importantes como la compra de una vivienda o donde invertir (y donde no) nuestro ahorros. Decisiones que tomadas sin el conocimiento necesario puede acarrearnos problemas graves a futuro. 

Seguiremos 





¿Llega la estanflación? ¿Qué riesgo tiene?



Hace unos años, me encargaron hacer un ejercicio para buscar y seleccionar un par de países para implantar una operación. Revisando los datos de los distintos países, uno de los indicadores que manejamos en ese momento fue el riesgo país. Este concepto era un indicador que solo usaban los economistas. Años más tarde, se convirtió en una palabra mucho más famosa, la "prima de riesgo" que abría todos los telediarios con su evolución.

Cuando un concepto económico empieza a verse en medios masivos, debemos habitualmente preocuparnos. Una de estas palabras puede será la estanflación.  

Si recordamos que la inflación es la subida de los precios generales de un territorio, la estanflación se produce cuando el incremento de inflación está acompañado de una recesión económica o, en este caso, una tasa de paro alta. 

No hay que saber de economía para entender que una subida de los precios, si es muy alta como por ejemplo un 5% anual, es un fenómeno muy peligroso porque tiene unos efectos muy negativos sobre el valor adquisitivo y los ahorros de las familias sin olvidar la rentabilidad de las empresas. Para controlar los precios y tener inflaciones por debajo de un 3%, valor teórico máximo en economías maduras, las medidas se centran en "enfriar" la economía, por ejemplo fomentar la reducción del consumo. 

Sobre el paro, no hay mucho que decir, tasas de paro altas son muy perniciosas y para combatirla hay que "calentar la economía". Bien sea incrementando las exportaciones, el consumo y las inversiones públicas o bajando impuestos, reduciendo las restricciones en el mercado laboral o una larga lista de posibles medidas. 

Simplificando, para reducir la inflación hay que aplicar medidas contrarias a aquellas que tendríamos que tomar para reducir el paro. O una cosa u otra.

Ahora bien, de esta crisis debemos aprender que, en macroeconomía, si se intenta "nadar y lavar la ropa", no consigues ninguna de las dos o, al menos, se alargan los ciclos económicos. 

Es decir, en el caso que nos ocupa, tenemos una inflación que empieza a crecer de manera rápida y un mercado laboral que, aún recuperándose, está muy lejos de sus valores aceptable. 



Si la inflación sigue subiendo, se tendrá que decidir controlarlo con las medidas necesarias pero con una ralentización de la mejora del mercado laboral. Hay que recordar que las medidas para atacar la inflación tiene mucho que ver con la política monetaria, en manos del BCE. 

Y tirando un poco de historia, cuando España tenía unos crecimientos muy altos, el BCE hacia políticas para "calentar" la economía debido a la situación de Alemania y Francia. Es decir, el BCE siempre actuará para las economías más grandes aunque tenga que penalizar al resto. Si la inflación no es general en la zona Euro, es probable que el BCE no actúe en consonancia con un posible problema localizado exclusivamente en España. 

Además, si empieza a crecer el consumo interno y el petróleo sigue aumentando de precio con el acuerdo de la OPEP, es previsible que la inflación siga aumentando. ¿Hasta qué niveles? Esperemos que poco pero con un 18% de tasa de paro, una recuperación todavía incipiente con posibles baches,  cualquier medida que afecte negativamente a la creación de empleo se convierte en grave. 

Lo mejor, que se quede en un entorno académico la palabra y no salte a los medios masivos. Sería una mala noticia que todos conociéramos  la definición. 

Obama, el presidente Keynesiano


Con el fin del mandato de Obama, llegan los análisis de sus 8 años en la presidencia. Se va el presidente que deslumbró en su llegada, con sus discursos, su oratoria, las dos millones de fotos que deja para el recuerdo y una gestión del marketing político excelente.

Llegó con el "yes, we can", un mensaje que emprendía una legislatura inicial donde Estados Unidos se enfrentaba a multitud de problemas muy graves. Desde una economía que destruía cientos de miles de empleos al mes, un sistema financiero con una crisis histórica y, sin olvidar, perdiendo peso en el panorama global.

La crisis actual nació y "explotó" en el sistema financiero americano ante los problemas de la escasa regulación del mercado y la decisión de no rescatar Lehnman por G. Bush. La desaparición del crédito fue igual que brusca que en Europa y los resultados en pérdidas de empleo similares, con la diferencia del mercado laboral, mucho más liberalizado, responde rápidamente a las modificaciones de la demanda y oferta. 

Obama ha aplicado medidas de corte clásico Keynesiano a través del aumento de la inversión pública, aumentando el déficit y una gestión monetaria en línea con estos objetivos. Los resultados están ahí, una recuperación lenta pero segura aún con un endeudamiento alto del Estado. Para los que reniegan de este tipo de políticas, siempre las valorarán de manera negativa por defecto pero nadie puede asegurar que hubiera pasado si se hubieran aplicado medidas más liberales. En los paises europeos periféricos, aplicando medidas de reducción de déficit, aumento de la presión fiscal y la casi eliminación de la inversión pública productiva, los resultados en el mismo periodo han sido mucho peores. 

Pero eso fue solo una parte de su mandato, el ObamaCare, su sistema médico "cuasi" universal y la lucha contra las armas de fuego limitada por el congreso han sido uno de los temas más comentados de manera internacional. Faltó más decisión con la regularización de la inmigración ilegal e incluso el cierre de Guantánamo.

Un tema interesante y poco recordado es su lucha contra el terrorismo. Los que veían a Obama como un pacifista han encontrado a un presidente que, huyendo de guerras abiertas como Irak o Afganistán, ha sido muy combativo  contra el terrorismo. Siria, Afganistán, Irak, Yemen son ejemplos donde existe intervención militar. Sin olvidar, la operación contra Bin Laden dentro de un territorio amigo pero sin aviso previo. Una "guerra" muy eficiente en bajas y muy efectiva en comunicación y resultados. 

También se ha enfrentado abiertamente a Rusia tanto en Europa, con el escudo antimisiles en Ucrania, como en Siria volviendo incluso las escaramuzas militares entre aviones y barcos rusos con miembros de la OTAN. Y no sólo Rusia, con China también han aumentado las tensiones por los famosos islotes del Pacífico. 

En el plano de política internacional, su apoyo decidido a la Unión Europea y su interpretación de vernos como socio estratégico, un apoyo global a los tratados de libre comercio y una recuperación de su peso como principal actor en las zonas de conflicto más allá de su peso militar, llegando hasta el "no veto" a la resolución del consejo de seguridad de las Naciones Unidas contra Israel por los asentamientos, ha conseguido recuperar ese peso internacional más allá de la fuerza bruta. Ha sido el presidente del diálogo y apoyo pero muy agresivo con el terrorismo islámico.

Obama ha sido probablemente el presidente más universal de la historia. Creo que, para Estados Unidos, ha sido fundamental para su recuperación económica más o menos rápida. Y un gran aliado de los paises cercanos con el apoyo firme de los tratados de libre comercio que, aunque discutibles, ha permitido mejoras en el desarrollo de países en vías de desarrollo. Pero este concepto de globalización también ha sido el que ha aupado a Trump al poder como comentaba aquí, debido a cómo se ha cebado con las clases medias.

Se va con el "vosotros podéis continuar con el cambio". Y llega la era Trump. Igual que Obama nos ha dejado momentos para la historia, veremos que momentos nos deja la era Trump con su política, por ahora, promete. 

Liderazgo y autoliderazgo. La importancia del rumbo


Según la RAE, el líder es aquella persona que guía o conduce un grupo o colectividad. En los últimos años se ha empezado a usar mucho esta palabra tanto en el ámbito profesional como en otros muy distintos. Ahora se dice que algunos niños son líderes de su clase o incluso que la educación se basa en el liderazgo de los padres hacia sus hijos. 

En el ámbito profesional se lleva hablando muchos años de la necesidad de que existan líderes en las organizaciones que permita avanzar para alcanzar los objetivos. Distintos tipos de liderazgos, más planos, más acentuados o más radicales. Todo parece que depende de la capacidad del liderazgo de las personas. Y la realidad es que así es. 

La imagen de Steve Jobs se ha hecho casi icónica como ejemplo de liderazgo. Dirigió Apple y la llevó, sin duda, hasta uno de los mayores éxitos empresariales de las últimas décadas a través de su visión de futuro de los dispositivos y su integración con las personas. Pero en ese camino Jobs dejó fuera familias y amigos. Más allá de lo que consiguió, tenía claro que conseguir el éxito de Apple era su rumbo. 

Pero tener claro ese rumbo no es trivial, los coach llevan años preguntando insistentemente a sus clientes algo que me ha parecido siempre de gran dificultad poder dar respuesta:


"¿Dónde quieres estar dentro de 5 años?"

Os tengo que reconocer que nunca he sido capaz de contestarla de manera detallada. La primera vez que me la hicieron me faltó salir corriendo de susto. No tenía ni idea. La segunda vez, un par de años después, fui capaz de crearme un pequeño mapa mental con ideas inconexas y generales. Y ya fue la tercera, hace  poco más de dos años, donde pude crearme una ruta aunque sigue siendo poco estructurada. Ahora, como ejercicio mental, repaso un par de veces al año esa ruta y voy intentado ajustar mi camino. 

Lo realmente duro para mi, esa primera vez que me hicieron la pregunta, no fue no saber la respuesta. Lo realmente duro fue entender que durante los años anteriores había recorrido un camino, especialmente en lo profesional, donde yo debía ser el protagonista pero no tomé ninguna decisión, simplemente me dejé llevar. No me iba mal en el trabajo, todo lo contrario, simplemente las decisiones sobre mi carrera no eran mías, eran de otros. Y mi trabajo siempre ha sido bastante "intensivo", por lo cual, es parte importante de mi vida.

Así que desde hace unos años, desde que un ponente pronunció esta frase en un curso, se ha convertido en uno de mis principales "mantras": 

"Cuando no tienes ningún destino, todos los vientos son favorables"

Porque más allá de esperar el liderazgo de los demás, debemos asumir la responsabilidad de nuestro "autoliderazgo" y nuestro destino. El ejercicio de decidir nuestro rumbo, dar pasos para llegar con independencia que se consiga, es uno de los mayores retos que tenemos, mucho más en esta época de grandes cambios. Creo que dejarse llevar es solo la opción en aquellos ámbitos donde no tenemos ningún interés. Volviendo a Jobs, seguramente en su vida personal no le ponía ningún interés, su rumbo le dirigía a otro sitio.

En el ámbito laboral, es muy fácil perder este rumbo. Dejarse llevar por el entorno, y más en la situación actual de paro, parece casi lo lógico. Pero, creo que ahora más que nunca, hay que tomar decisiones y ponerse a dirigir tu propio futuro fijándose este rumbo. Solo así llegaremos a un lugar lo más cercano posible del que queremos.

Así que, ya sabes, contéstate a la pregunta maldita:

"¿Dónde quieres estar dentro de 5 años?"

Cambio climático. Un vídeo desapasionado


Emilio Chuvieco es catedrático de geografía de la Universidad de Alcalá y director de la cátedra de ética  ambiental. En este vídeo, con un lenguaje desapasionado utilizando datos sencillos pero contundentes, explica el fenómeno del cambio climático. 

Para todos aquellos que tengan dudas o necesiten una base teórica sobre el fenómeno, en 20 minutos, pueden tener un acercamiento acertado y científico. 

Aún pareciendo que el desarrollo económico va reñido con la lucha contra el cambio climático, son dos disciplinas que están obligadas a entenderse y unirse para llegar a objetivos comunes. Estos objetivos deberían ser la reducción de la pobreza y su mantenimiento en el tiempo. 

Es evidente que los "mercados", sean quienes sean, fijándose un objetivo a corto plazo chocan de frente con las políticas de reducción de emisiones. 

Especialmente en los paises en vías de desarrollo, parte de la creación de riqueza y reducción de la pobreza pasa por industrializar cadenas de produccion abandonadas en los paises "ricos" apalancándose  en costes. Este apalancamiento se centra en menores costes de mano de obra, evidentes en zonas con niveles de vida mucho más bajo, pero también en reducir los estándares de emisiones. Menor tecnología en los procesos de reciclados o reutilización de desechos industriales son habituales. 

Pero como consecuencia clara, la reducción de los niveles de pobreza en países que han optado por la industria deslocalizada son evidentes como demuestra China o la India. 

Crear desarrollo social sostenible en países con alto nivel de población o bajo nivel de industrialización es, probablemente, uno de los grandes retos del siglo XXI. Probablemente sea el consumidor final quien pueda cambiar esta dinámica siendo más exigentes en los estándares exigido a los productos que demanda. Parece evidente que los incentivos para cambiar este modelo no están ni en los gobiernos con altas tasas de pobreza ni en la propia industria. Serán los consumidores quien decidan. 

2016, un año de aprendizaje con el blog

2016, un año de aprendizaje del blog

Hacer una recopilación de todo lo que he aprendido, este año, con el blog puede servirme para varias cosas . Puede ayudar a otras personas que quieren empezar en este mundo y que les podría ser de utilidad mis errores y aciertos. Pero también, como inicio del 2017, tener un punto de situación y ponerme unos cuantos objetivos. 

De manera general, tengo que reconocer que estoy muy satisfecho con este año. He sobrepasado el año del blog, eso que solo lo consiguen un 5% de los que empiezan, y he mantenido una regularidad en la publicación de las entradas. Aún siendo un año difícil por mi escaso tiempo libre, he ido escribiendo una entrada semanal y ampliando las temáticas. Tambien me he ido sintienndo más cómodo, he probado cosas nuevas, conseguiendo mantener un ritmo de escritura y una gestión de redes sociales más acorde con mis gustos.

En un año marcado por las elecciones generales, con un claro sesgo ideológico en las informaciones y muy convulso en el panorama económico, he intentado objetivizar y ayudar a entender este panorama tan complejo. Como ya he hecho una entrada específica (aquí)  sobre las distintas temáticas tratadas, pasaré directamente a comentar que lecciones he aprendido este año. 

1) De todas las aplicaciones que he probado, las que finalmente uso son SUMOME, MailChimp y Hootsuite. Me parecen bastante útiles, sencillas de usar e instalar y me han dado muy buenos resultados. Sumome ha conseguido que crezca la lista de suscriptores y se compartan más las entradas, MailChimp para enviar los correos y Hootsuite para programar las comunicaciones en redes sociales. Y por supuesto, Webmaster y Analytics de Google. 

2) En redes sociales me he decantado por centrar los esfuerzos en twitter. Para estar en todas presente hace falta mucho tiempo y este no es mi caso. Estoy presente en casi  todas incluyendo www.duodingo.net y www.bloguers.net. Por cierto si os apetece seguirme en alguna que no lo hagáis ya, aquí tenéis mis usuarios: twitter, Linkedin, Facebook, Google + e Instagram.

3) Del SEO no comento nada relevante porque, siendo consciente que se podría mejorar en este blog, no quiero gastar tiempo en esa actividad. No me apetece pensar en máquinas y algoritmos. Probablemente sea un error, lo sé, pero el objetivo del blog no va por esos derroteros. Aún así, el 20-25% de las visitas vienen de buscadores, lo cual me parece curioso.

4) Sobre diseño, estoy bastante confortable con el actual con dos excepciones. Las etiquetas del blog las empecé mal y ahora tengo que arreglarlas pero me llevará mucho tiempo. Cree demasiadas y se han convertido en algo poco útil. Otro tema que no me gusta es la imposibilidad de crear "landing page", algo que para temas puntuales creo que sería bueno. Pero como resumen, me gusta el diseño limpio y claro.

5) Después de "aprender con la experiencia" las distintas maneras de monetizar el blog, cada vez estoy más confortable con la decisión de no usar ninguna. Ni publicidad, ni vender entradas ni el uso de mis perfiles en redes. Esto me permite controlar lo que ven los lectores cuando entran y la información que aparece en todos mis perfiles.

6) El blog sigue en blogger. Es verdad que últimamente empiezo a sentir las limitaciones que tiene frente a un hosting con wordpress así que durante el primer trimestre del 2017 voy a hacer migrar a un hosting y wordpress. Eso si, sigo pensando que se puede tener un blog muy interesante en esta plataforma pero seguir aprendiendo sigue siendo uno de los principales retos de este blog y es un paso necesario.

7) Tengo una pequeña (o gran) obsesión con no generar spam al compartir entradas, no convertirme en el "pesado del blog". De manera general, cada entrada la comparto siempre de manera similar
  • 5 tuit en horarios distintos durante un solo día
  • No suelo compartir nada en Linkedin 
  • Una única vez en Google+, página de Facebook y un único correo para suscriptores basados en el feed.
Aunque pueda parecer mucho, no lo es comparado con otros blog. Eso sí, he comprobado que cuando muevo mucho en redes sociales, aumentan proporcionalmente las visitas. Pero mi decisión ha sido sacrificar visitas y no crear, lo que yo considero, spam.

8) Evidentemente, el no trabajar el SEO, poca distribución en redes sociales, la temática que es compleja y, por supuesto, la mayor o menor calidad de las entradas hacen que no crezcan las visitas de manera drástica aunque mantengo un volumen razonable y, sobre todo, bastante fiel de lectores que aunque comentan poco no desaprovechan la ocasión para comentarme en las redes sociales sus apreciaciones. En el fondo, para mi, eso si es un gran logro. 


9) Por último, este blog tiene una temática bastante acotada. Y hay temas más asociados a mi experiencia profesional que no creo que encaje aquí. Como véis, no suelo compartir en Linkedin, donde tengo algo más de 1.230 contactos. Para ello, estoy empezando otro blog muy enfocado a mi faceta más profesional. Podéis ver un primer borrador aquí  (www.gestionandoporprocesos.com) 

Esperando que os ayude o si necesitas aclarar algún punto, estoy a vuestra total disposición.

Continuamos con el 2017...