Mercado laboral y valores sociales. Mejor juntos

Mercado laboral y valores sociales


La cultura afecta al mercado laboral. Y por cultura no quiero referirme a la formación, pienso en las características que tienen las sociedades y que les hace ser diferentes a otras. 

Pero no hablo de los típicos tópicos sobre las regiones (vagos, chulos, o tacaños), que no son más que simplificaciones a las características de cada zona geográfica.  

Igual que siempre se dice que debes intentar trabajar en una empresa cuyos valores encajen con los tuyos, el mercado laboral debe encajar con los valores culturales de la sociedad. Evidentemente, estos pueden cambiar, igual que cambian en las personas, pero estas variaciones no son ni rápidas ni sencillas. 

Por ejemplo, los españoles somos muy apegados a nuestra tierra, a nuestra familia y allegados. Buscamos trabajo cerca de casa. Como curiosidad, hace años conocí a una persona, mitad chileno, mitad italiano, que vive entre Londres, Pekín y Madrid. Me hizo una reflexión interesante:

"Lo que no se entiende de los jóvenes Españoles es que viven con un 50% de paro cuando a 300 km (por Francia) es de un 15%. Le dije que por el idioma... Y me mencionó que en la postguerra, la gente sin saber leer ni escribir se iba a trabajar a Alemania... Sobra decir que no es el idioma la barrera actual"

Es decir, existen barreras culturales que definen cómo debe ser nuestra industria y nuestra economía. 

Esta reflexión que hice en un blog, tratando sobre la economía de Castilla y León (Comunidad Autónoma de España), sorprendió a mi amigo Daniel, incluso quizás malinterpretó mi comentario. Todo lo contrario, yo defendía la creación de tejido industrial acorde con las características geográficas y sociales de esa zona. 

¿Por qué inventarnos algo nuevo cuando podemos mejorar lo que tenemos? ¿Por qué intentar replicar centros de innovacion tecnológicas donde hay que crearlo de cero? ¿Por qué no apoyarnos en nuestras fortalezas para crecer?

Se puede poner muchos ejemplos, desde "cooperativas de ajos" que se abrieron a la exportación hace más de 10 años hasta la creación de industria de energía eólica en zonas industrialmente abandonadas. 

De igual manera, intentar que dentro de zonas económicas únicas pero con gran tamaño, todos tengamos hábitos similares es un error. Y errores como este, nos lleva a que los países mediterráneos no encajemos bien con la estructura económica que tienen los países centroeuropeos que son los que han fijado el Euro. Economías basadas en el consumo interno frente a otras basadas en el ahorro, no encajan con políticas económicas únicas. España es el país europeo con más bares por habitante, lo que indica que existe un fuerte hábito de consumo en ellos (un 15% del PIB). Pero cuidado con las conclusiones fáciles, el turismo internacional y nacional es una de las industrias más importantes. 

Esto implica que tenemos que convertirnos a un modelo con hábitos de consumo/ahorro similar al centroeuropeo para converger a la política europea pero esto nos lleva a una encrucijada. 

¿Tenemos que abandonar nuestro modelo de vida? ¿Tenemos que cambiar nuestros valores?

Si, y esta transformación ya ha empezado. ¿No sentís que la gente se ríe cada vez menos? Y eso, ya es un cambio. 




La depresión postcrisis Española

La depresión postcrisis Española


Los españoles tenemos ciertos defectos que son casi culturales. Un poco extremista en los planteamientos (Rioja o Ribera, Madrid o Barcelona, derecha o izquierda) y ciertamente muy envidiosos del éxito de los demás.  Así somos. 

También tenemos muchas virtudes como sociedad, solidarios, un sistema de protección social creado por todos, una democracia que siendo joven nos ha traído hasta aquí y una paz duradera, algo que no se reconoce su valor hasta que se pierde.

Pero durante esta crisis, que seguimos sufriendo, se ha fraguado una sensación de abatimiento generalizado. La gente cada vez se ríe menos,  una de las grandes virtudes de los Españoles era reírnos de todo, ahora somos más serios, tenemos menos confianza en nosotros como sociedad. Pensar en nuestros políticos, todos tan serios y siempre con cara de enfado. Si, vivimos en un país que siempre está enfadado y ha calado el pesimismo.

Y a tanto llega esta sensación que empieza a escucharse que somos un “país fallido”. Mensaje altamente destructivo por ser erróneo. España no es así. Es un país con problemas y en un periodo de transición social y económica. Algunos aspectos son muy graves que hay que corregir urgentemente, tenemos un futuro con incertidumbres que debemos afrontar con valentía y una clase política que necesita un cambio drástico tanto por la corrupción como por sus reducidas capacidades. Sin embargo, con todo, tenemos una situación envidiable para afrontar el futuro, situación que nos hemos ganado trabajando y luchando.

En estas épocas de crisis y transformación, ya decía Keanes hace un siglo, que se trasladan a los extremos las soluciones, no hacer nada o destruirlo todo para volver a rehacerlo. Y ninguna de las dos soluciones son válidas. España se mantiene en un shock producido por la crisis, lo más parecido a una depresión que nos tiene paralizados. Mucho ruido pero pocas soluciones valientes.

Hace poco tenía un cambio de parecer en una web, muy educado por cierto, sobre las diferencias entre Cuba y España. Comparar Cuba con España no es justo para los cubanos por muchos motivos pero tampoco es realista para España. Los países tienen su contexto y su historia, siendo fácil caer en graves injusticias simplemente por el hecho de compararlos. Ya hablaré de Cuba, país al que tengo un cariño especial por su gente y que conocí hace años en pleno endurecimiento del embargo sorprendiéndome en muchos aspectos. Comparar Cuba con España puede ser por dos motivos, no conocer Cuba y hablar de oídas o tener una visión completamente politizada de la realidad. Son países completamente distintos, en momentos de evolución social y económico totalmente distinto. Simplemente, no son comparable. 

Los Españoles debemos asumir cuales son nuestras capacidades y ver nuestro presente con una visión objetiva. Definir cuál queremos que sea nuestro futuro, apoyándonos en nuestras fortalezas y en todo lo que hemos hecho bien en las últimas décadas, y empezar a remar en una única dirección. 

Dicen los ingleses que, cuando nos ponemos, nadie es como nosotros pero que pocas veces nos ponemos. Y para ponernos, necesitamos cambiar nuestra mentalidad. Quizás tengamos que olvidarnos de colores e ideologías, optar por un futuro común mejor que el actual, aprender de nuestros errores para no volver a cometerlos y, principalmente, empezar a sonreír mucho más. 

Acuerdo Ciudadanos y PP. Opinión


Revisión del acuerdo PP Cs

Ya tenemos el nuevo acuerdo de la legislatura. Ciudadano y PP han firmado un acuerdo de 150 puntos para intentar desencallar la legistura y pueda crearse un nuevo gobierno aunque todo parece que no va a ser suficiente.

Después de un vistazo rápido, varias conclusiones:

a) Tal y como dice Rivera, se parece bastante al acuerdo entre el PSOE y CS de la anterior minilegislatura. De corte centristas/socialdemócrata y cubriendo los principales puntos relevantes. Ya indique aquí que por ahí tendría que llegar el acuerdo. 

b) Igual que en el anterior con el PSOE, está más cercano a las propuestas de Cs que del PP. Cs ha conseguido acordar ciertas medidas incluidas en su discurso político troncal.  

c) Mayor gasto público para temas claves de corte social sin un incremento de impuestos mediante IRPF ni IVA. Sí, para las grandes empresas que reducirán sus deducciones, mayor lucha contra el fraude y revisión de los tipos reales de la amnistía fiscal. 

d) Paralización de la LOMCE previo a un acuerdo global sobre educación,  se inicia el camino de la despolitización de la justicia, reducción de impuestos para emprendedores, apuesta por el I+D, IVA ligado al cobro en autónomos, simplificación de los tipos de contratos, etc... 

e) Reducción de los tipos de contratos a 3, con uno nuevo parecido al contrato único pero con duración de 3 años, desincentivar el uso de lo contratos temporales mediante un malus, mochila austriaca y el complemento salarial para los sueldos más bajos están dentro del acuerdo. 

f) Modificación de las SICAV siendo controlado por Hacienda y cuyos partícipes cuentan sin tienen el 0,55% del capital y separación de órganos de gestión de mercados regulados y competencia. 

Es decir, un acuerdo "razonable" donde el principal escollo para la aplicabilidad es la formación de gobierno. Incidir, porque es importante, que es tan razonable como el anterior con el PSOE. Realmente no hay muchas diferencias. Como siempre, matices.

Eso sí, tengo que decir que me faltan medidas más drásticas para dos temas claves, la corrupción y el aumento de medios de la estructura judicial, temas que son clave para la modernización del país y que llevamos bastante retraso con respecto a los paises de nuestro entorno. 

Tampoco me parece suficientemente ambicioso en la reducción del gasto público mediante la optimización de las funciones de lo distintos organismos. Aquí tenemos una buena hucha de ahorros que, por motivos políticos, no se quiere usar. Yo apostaría por financiar las nuevas partidas con ahorros en duplicidades y optimización de la burocracia del sector público. 

Los que votaron a Ciudadanos por su programa electoral, deben estar contentos. A la vista de los resultados de las negociaciones y, con sus pocos escaños, han sido capaces de llegar a acuerdos que permiten aplicarlas. Todo un éxito si sólo pensamos en los programas electorales. Dentro de los cuatro grandes partidos, parece que la inexperiencia de Podemos les ha dejado fuera de, ni siquiera, poder negociar la aplicación de sus medidas.

Al final, lo importante debe ser el programa electoral, sobre eso deben pivotar los acuerdos. Y en este aspecto, gana de largo Cs siendo el más flexible y con mejor capacidad de negociación. Porque los que algunos llaman "bajarse los pantalones" no es más que simplemente el proceso normal de cesión para llegar a un acuerdo. 

Ahora bien, algunos pensaran que con Rajoy o con Sánchez no se debe negociar. Cada cual es libre de pensarlo. Pero si, tal como dicen algunos, los dos acuerdos tiene 100 puntos en común, creo que podríamos estar ya con un gobierno hace meses que lo implementara, al menos estos 100 puntos y dejar los demás puntos para negociaciones puntuales. Y, quizás, todos hubiéramos salido ganando. 

Al final, si algo tenemos que aprender es que el gobierno que se forme finalmente, hoy o dentro de meses, tendrá una hoja de ruta similar a esta.  De corte socialdemócrata en ciertos aspectos y ligeramente liberal en otros, de mucho diálogo sobre temas como la educación y sanidad, con concesiones al resto de partidos y, en lo económico, muy encorsetado por el déficit y sin muchas alegrías en el gasto público.

Y otro tema importante a aprender  que no son tan distintos los programas electorales. Todos tienen ciertas propuestas que son similares y que deberían ser sobre las que se apoyen las negociaciones. 

Ahora bien, una vez llegado el acuerdo y si hay gobierno, ¿se cumplirá el acuerdo o caerá en saco roto el día siguiente a la investidura?  ¿es Rajoy la persona para llevarlo adelante y ejecutarlo? ¿Lo es Sánchez? Preguntas que cada cual tendrá sus respuestas pero que quizás, en la situación en la que estamos, un paso atrás de los lideres nos beneficiaría a todos y reduciría el clima de tensión que se ha creado en los últimos ocho años. Personas con mejor capacidad de interlocución y facilidad para negociar, en una legislatura donde ninguna ley saldrá adelante sin acuerdo. 

Tener un buen plan es necesario pero tener a las personas adecuadas para ejecutarlo es más importante. 

Mi opinión personal es que, no siendo perfecto y teniendo lagunas importantes, se parece demasiado al anterior acuerdo para justificar el retraso de investidura por el "interés general". Hay puntos que no me gustan y otros, que sin gustarme, son necesarios. Es una de las múltiples soluciones económicas que existen, es modernizador y toca temas clave.

Pero en el Parlamento, que todo lo analizan en clave política y electoral, será secundario el acuerdo, igual que fue el anterior. Lo importante son los votos. Y mientras, los ciudadanos, esperando que se pongan a trabajar.  




Compartir entradas de mi blog. Busquemos lo mejor para todos

Compartir entradas de mi blog, ganemos todos en el intercambio


Cualquier información, opinión, gráfico o foto de este blog tiene como único objetivo compartir mis conocimientos y/o opiniones con cualquier persona que le fuera de su interés o utilidad. Es un honor para mí ser leído y compartido allí donde creáis conveniente o penséis que puede ser interesante para alguien. 

Como veis, aquí no hay publicidad, no gano ni un euro con este blog pero le dedico muchas horas de esfuerzo, dedicación e ilusión. 

No me gusta utilizar ni aprovecharme del trabajo de los demás, y mucho menos en este blog, ni de los periódicos (que no cito nunca) ni de otros blogueros que nos brindan entradas salvo para comentarlas, pero siempre con una premisa, citar el origen de la información. Y para citar, siempre pongo el link, nombre y fecha, tal y como se define en las normas internacionales globalmente aceptadas.

Las fotos las saco de Pixbay o Google, siempre con licencia de compartir sin citar, por costumbre más que por convicción. Y cuando uso un gráfico que no es mío, cito la fuente. Podéis ver un ejemplo sacado de Wikipedia en esta entrada "Crecer a través de deuda pública. Un arma de doble filo"

Creo en el respeto al trabajo de los demás. No creo en el "todo gratis", me parece una distorsión del derecho de acceso a la información. E intentó ser totalmente consecuente y no aprovecharme nunca de ello. Ver una entrada mía copiada y pegada directamente, sin modificaciones y sin citar el blog, me parece un aprovechamiento injusto de mi tiempo. 

Además, el hecho de duplicar contenido completo, al señor Google SEO, no le gusta nada llegando a poder penalizar a ambos dominios. Y este contenido que versa mi blog tiene un SEO difícil por tener un volumen de búsquedas bajo, con lo cual, el riesgo es desaparecer completamente para Google es real.

Por ello, como gesto, he definido todos los contenidos de este blog como: 

 "Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License"

¿Y qué significa?

Puedes, sin necesidad de pedir permiso, tomar una parte o todo el contenido que te interese siempre y cuando cites expresamente el blog y no lo uses para fines comerciales. Me parece una contrapartida justa a mis horas de trabajo. 

Más, te agradezco profundamente que compartas, comentes y uses la información aquí vertida. Quiero que sepas que este es el objetivo principal de este espacio y que, además, salgo beneficiado porque los link generados hacia el blog es una de los criterios que hace que los buscadores te posicionen en las mejores posición. Si compartes y no me citas, consigues lo contrario, que gente que quiere compartir se desanime y abandone. 

Así que, si te interesa algo, compártelo libremente pero ayúdame citando el blog. Así todos, en este universo virtual, salimos ganando. 

Si tuvieras algún tipo de duda, puedes localizarme fácilmente en Twitter, mi página de Facebook, en mi perfil de Google+ o en comentarios en este blog. 


La mala suerte de nacer en Aleppo

Fuente de la foto: https://twitter.com/leloveluck/status/766000191476469760
 Fotógrafo: Mahmud Raslan
Omran, de cinco años, tuvo la mala suerte de nacer en Aleppo. Si hubiera nacido en Madrid, estaría pensando en jugar, en lo poco que le gustan las espinacas y que quiere ir a la piscina porque hace mucho calor. Pero nació en Aleppo y piensa en señores con armas, en explosiones en la calle, que tiene hambre y no hay médicos suficientes. Seguro que juega con los amigos, porque es un niño, pero no serán los mismos juegos que si hubiera nacido en otro lugar. 

Ha tenido la mala suerte de nacer en el lugar donde se lucha por dos futuros distintos, donde los Sirios pelean contra un ejército invasor, donde las potencias juegan a crear zonas de influencia y donde olvidamos que ellos, los niños, no tienen culpa ni entienden todo lo que ocurre a su alrededor.

Ha tenido mala suerte porque los políticos europeos no leyeron correctamente la "primavera árabe" simplificando entre buenos y malos cuando casi todo es gris. Mala suerte de la existencia de intereses locales más fuertes que la solidaridad, que se permita incumplir el derecho comunitario y que se politice el miedo. 

Pero, quizás, ha tenido suerte de no escapar de Alepo para morir en el Mediterráneo o de llegar a Europa y acabar en un campo de refugiados en Turquía, de hacer un viaje a pie de centenas de kilómetros o de ser secuestrado por las mafias y separado de su familia. 

Omran ha tenido suerte porque la bomba explotó lejos, porque alguien le llevó hasta la ambulancia y el hospital no había sido bombardeado matando al médico que le curó. Suerte de que las ONG's estén en el terreno intentando reducir su "mala suerte".

No sé que fue de su familia, quizás tuviera suerte y siguen vivos. O quizás tuvo mala suerte y se ha quedado solo. 

Algunos creen que su presente ha sido gracias a su esfuerzo, que el éxito es un atributo individual y cada uno es dueño de su futuro. Pero la suerte también importa. Y Omran lo sabe en primera persona.

Cómo entender los Mercados Financieros con 10 palabras

Los mercados Financieros en 10 palabras
Tenía ganas ya de empezar a escribir sobre mercados financieros. Es verdad que, en los últimas años, se ha demonizado sin entender bien que función realiza en la economía y el motivo por el cual son necesarios, así que, intentare en sucesivas entradas dar una visión sencilla de ellos. 

Antes de todo hay que entender que existe un "circuito del dinero" donde existen excedentes que, o bien las familias, empresas o el sector público, intenta sacarle un beneficio en vez de dejarlo inmovilizado, acción lícita que todos aplicamos en mayor o menor medida. 

Y ese sobrante puede ir a cubrir las necesidades de inversión/liquidez de empresas, administraciones públicas o incluso particulares. Es decir, cuando pides una hipoteca al banco, alguien ha tenido que "prestar" ese dinero (o parte de él) a la entidad. 

Es decir, es necesario que exista un excedente de dinero y se busque rentabilidad, asumiendo un riesgo, para que pueda ser prestado a un tercero para conseguir financiación bien para invertir o bien para conseguir liquidez. 

En la frase anterior estan todas las palabras que hay que conocer y saber interpretar los mercados financieros. Vamos a explicar un poco más: 

a) Excedente. Si nadie tienen dinero "sobrante", no es posible que exista el proceso posterior. 

b) Rentabilidad y Riesgo. El dinero siempre busca rentabilidad a un tipo riesgo. Cuando vas al banco y abres un "plazo fijo" la rentabilidad esperada será menor que si lo usas para comprar acciones de Repsol. El riesgo de perder en Repsol es más alto e inviertes porque estimas que ganarás más dinero que en el banco.

c) Financiación. Los mercados financieros sirven para prestar dinero, ese es su objetivo. Unir, aunque no se conozcan, a la persona que tiene excedente de dinero y el que lo necesita.

d) Inversión. Las empresas (compra de maquinaria) y particulares (compra vivienda) necesitan gastar más dinero del disponible en un momento puntual en compras que serán usadas durante un periodo muy largo de tiempo. Este gasto se denomina inversión. 

e) Liquidez. Existen muchos factores que producen falta de tesorería en las empresas, estacionalidad, retrasos de pago, etc... 

Con estas 6 palabras, se puede entender  de manera amplia cómo funcionan los mercados e iremos desarrollando puntos para explicarlos. Sin embargo, hay otras conceptos que necesitamos conocer:

f) Global: no existen barreras para este mercado, un madrileño puede comprar el mismo día una participación de una empresa en Japón y otra en Alemania.

g) Producto: se puede comprar o invertir en casi cualquier cosa, desde participaciones de empresas (acciones), deuda pública, oro e incluso otra divisa.

f) Complejidad: los productos disponibles  para invertir son cada vez más complejos  y con más riesgos si no se conocen. 

g) Actores: hay multitud de ellos, desde el inversor particular hasta los Estados, pasando por bancos, fondos de inversión, fondos de pensiones, empresas de calificación, empresas, organismos reguladores, bancos centrales, brokers, la bolsa, etc...

h) Inmediatez: todos los procesos de compra-venta se producen en tiempo real con acceso a la información universal de los flujos de compra-venta.

Con estas 10 palabras, podemos entender casi cualquier situación, iré explicando ciertas situaciones usando estas palabras. 

Lecciones aprendidas para los europeos del Brexit




Una vez que los habitantes del Reino Unido empiezan a gestionar su "Si" en el Brexit, creo que debemos empezar a pensar en los paises que siguen en el proyecto europeo. Ellos deben empezar a dar pasos y dejar que el resto siga el camino que ha decidido.

Pero para ello, debemos intentar entender que se ha hecho mal para llegar a esta situación. Quizás se podría esperar que el primer pais en salir de la UE fuera alguno del sur, algo tremendamente difícil debido a la dependencia del BCE, pero son los paises más fuertes económicamente donde más se está creando esta sensación antieuropeista.
¿Qué deberíamos aprender?

Ya dije hablando de los refugiados que la UE que parece que se está olvidando las bases fundacionales. La solidaridad entre los pueblos debe ser unos de los pilares básicos de la construcción europea. Todo lo que nos aleje de nuestros principios, creará fisuras políticas, en la población y en nuestro futuro común.  En ese aspecto tenemos tres frentes que mejorar.


a) Volver a una socialdemocracia moderna. Europa debe recuperar, de manera decidida, el aseguramiento de la protección social universal junto con la búsqueda entornos empresariales de alto valor añadido. La economía debe ponerse al servicio del ciudadano y debe ser el Estado del bienestar uno de los derechos fundamentales.


 b) Aumentar el nivel de integración fiscal y jurídica. Muchos de los problemas que actualmente existen en Europa se basan en que la integración se ha quedado "a medias".  Hay que dar pasos valientes que unifique los derechos y deberes de todos los ciudadanos.

c) Decidir una agenda clara de política exterior que unifique la visión de los distintos paises. No tiene sentido que la UE no se comporte como una única zona en los distintos escenarios internacionales.

Pero para realizar estas tareas, se necesita recomponer la idea de Europa en la población. Es necesario que dejemos el cortoplacismo y apostemos por un futuro común. El hecho que tengamos problemas de integración incluso estructurales, no debe menoscabar los avances que se han producido en las últimas décadas. La mejora en la calidad de vida ha sido tremenda, el tejido empresarial ha ampliado su mercado potencial y la paz (esa que no nos acordamos que no siempre existió) es un hecho. 

Sin embargo, ciertos problemas estructurales sumados a una visión cada vez más local de los políticos, está consiguiendo que nos olvidemos de las grandes ventajas que implica la UE. Esperemos que BREXIT solo tengamos uno, el futuro de los jóvenes europeos está en juego.