¿Se hace mayor nuestra democracia?


En breve tendremos nuevo gobierno en un parlamento sin una mayoría absoluta y con cuatro fuerzas con ideologías dispares. 

Por primera vez en la democracia nacida en el 78, el concepto de monarquía parlamentaria que define la Constitución Española, se va a poner a prueba, obligando a gobierno y oposición a necesitar llegar a acuerdos de largo recorrido. Algunos cambios relevantes son:

a) El modelo de gobierno tipo "rodillo" gracias a las mayorías absolutas ya no existe. Se acabó el no hablar con nadie. Negociación como herramienta fundamental del gobierno. 

b) El gobierno no podrá sacar ninguna ley adelante sin un acuerdo previo, muy importante el presupuesto. 

c) El parlamento podrá sacar adelante leyes sin el acuerdo del gobierno. 

Es decir, se acabaron las excusas para la oposición. Si un partido quiere sacar adelante alguna ley, puede, mediante la negociación con otras fuerzas. Y si no lo consiguen, están haciendo muy mal su trabajo. El mismo razonamiento para el gobierno. O negocias y llega a acuerdos o estaremos perdiendo el tiempo. 

Todo este cambio de modelo va a llevar a tensar el ejercicio político y cambiarlo para siempre y nos acerca cada vez más a la madurez democrática. Mucho menos postureo y más trabajo de fondo, menos insultos y más negociación.

Creo, como optimista empedernido que soy, que esta legislatura marcará un antes y un después en la madurez democrática de los españoles y sus instituciones. El parlamento tendrá que ser un reflejo de un país plural, reducir la tensión y TRABAJAR mucho para abordar con consenso los retos a corto, medio y largo plazo. Más cuando se avecinan momentos difíciles que exigirán medidas complejas que deben ser explicadas con mucha información. 

Temas como educación, modernización de las instituciones, reconversión económica, tapar el agujero de la seguridad social y el déficit, reducir el paro y mejorar la productividad son temas que vamos tarde. Pero mejor ahora que dentro de cuatro años. 

Les debemos exigir a todos lo grupos parlamentarios que cedan para conseguir cumplir su programa electoral en los puntos donde se acerquen a posibles mayorías parlamentarias y asuman que solos no podrán hacer este viaje. 

Ojalá, este sea el principio del fin de la democracia de mayorías absolutas que tanto nos han perjudicado. Peleemos por ello. 





No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.