Impuestos. Efectos sobre la economía


Vaya por delante mi opinión. Creo que hay que bajar impuestos y simplificarlos. Y he explicado en varias entradas en este blog como se debería interpretar, en la situación actual de recesión económica, el papel que debería tener los impuestos.

Breve explicación de la teoría keynesiana: Explicación

Breve explicación de las teorías liberales: Explicación

Ha habido dos personas que me han realizado comentarios sobre esta opinión y me gustaría explicar el motivo con más detenimiento.

Pero, antes de explicar el motivo, voy a contaros para qué sirven los impuestos porque aquí cometemos un primer error.

Primero y fundamental es conocer que deberían tener dos objetivos, primero, el mantenimiento de las estructuras del Estado y segundo, y menos conocido, ayudar a reducir los impactos de los ciclos económicos. 

Además, otro concepto a tener en cuenta es que, los impuestos son "extraídos" de los circuitos de gasto  privados para ser gestionados por el Estado. Eso es así porque, se entiende, que el Estado es capaz de redistribuir esos impuestos de manera más eficiente tendiendo a reducir las diferencias de rentas y cubriendo las necesidades básicas de la población más desfavorecida.

En los últimos años, hemos visto subida de impuestos en casi todos los paises debido a los desequilibrios de déficit públicos. Sin embargo, la teoría económica dice lo contrario, que en un periodo de contracción económica hay que reducirlos. Y aquí nos encontramos con una de las paradojas de esta crisis. 

Tanto las teorías liberales como las keynesianas, afirman que cuando existe un problema con el consumo, reducir la renta disponible (subir impuestos) es contraproducente. Lo cual parece de una lógica aplastante. Al subir impuestos, se reduce el consumo, se reduce la producción, se produce más desempleo y aumenta el déficit vía ingresos (menores impuestos) y vía gastos (mayores subsidios). Y seguimos con el efecto multiplicador (o divisor en este caso). El efecto multiplicador lo expliqué aquí

Sin embargo, cuando estamos en un momento de alto crecimiento, es aconsejable subir impuestos para controlar la inflación reduciendo el consumo, evitando el riesgo de creación de burbujas y "ahorrando", es decir, guardando en la hucha para los periodos recesivos. 

¿A qué suena raro? El motivo por el cual no se ha realizado estas políticas en España y Europa tiene su explicación aquí

Pero uno de lo problemas principales se basa en el primer objetivo, mantener estructuras del Estado sobredimensionadas reducen la capacidad de adaptación a situaciones de escasez de recaudación.

Si revisamos los últimos 7 años, no se han producido modificaciones sustanciales de los gastos públicos totales, lo que ha llevado a tener que subir impuestos y reducir los servicios públicos primarios, por ejemplo, mayor ratio de niños por clase o menos médico por habitante (comprobado personalmente). Sin embargo, el déficit público no ha dejado de subir, no se ha creado empleo y, actualmente, los índices de pobreza están disparados según la OCDE y Caritas. Con lo cual, no parece que tengan el resultado esperado.

Entonces, alguien podría pensar como diría Kruggman, que ha sido poco gasto público o, quizás, mal distribuido. Pues entonces tenemos un problema con los decisores del gasto público porque lo han usado para otros menesteres. Quizás, si el gasto hubiera sido buscando la eficiciencia tendríamos otro resultado pero, siendo objetivo, hemos incrementado la deuda pública en un 300.000 millones en los últimos 4 años y no hemos conseguido ni crecer ni crear empleo

Por ello, creo que hay que bajar impuestos y simplificarlos. 

a) Bajar los impuestos directos asociados al trabajo. IRPF, cuotas de autónomos y beneficios empresariales. Esto produciría un aumento del consumo y expansión del mercado laboral.

b) Asegurar el gasto público a futuro en partidas básicas como son la educación, sanidad, desempleo y apoyo a colectivos desfavorecidos que deben convertirse en las piedras angulares del estado del bienestar y objetivo irrenunciable de los Estados Europeos.

c) Definir un modelo de Estado "barato" y flexible que se adecue a un tipo impositivo estable en el tiempo y no al contrario. 

d) Modelizar la inversión pública para fijar unos criterios de aceptación genérica.  Debería priorizarse por rentabilidad (social o económica) y descartarse los proyectos "electoralistas" sin un objetivo claro. 

En conclusión, igual que una familia debe ajustar el gasto a los ingresos, el Estado debe hacer lo mismo. Y pagar gastos corrientes con deuda pública es como pedir créditos al consumo para comer mientras tienes un coche de 90.000 euros, un disparate. 

En una sociedad polarizada por el pensamiento político, descartamos ideas porque asumimos que representan una ideología. Hay que liberarse de las "cadenas del pensamiento preestablecido" para encontrar soluciones objetivas que ayuden a la mejora colectiva.

2 comentarios:

  1. Pues con toda esta chusma que se nos ha metido en las instituciones, bajar impuestos es una químera, el propio "coletas" ha dicho mas de una vez que deberiamos pagar (todos) un 55,5% de IRPF.

    Así que lo vamos a pasar muy mal y todo por culpa de los propios votantes, esto tambien es algo que hace pensar en si la democracia está realmente bien pensada, porque a los hechos me remito, a Podemos lo han votado mas cinco millones y medio de votantes o tenemos el caso de Venezuela en el que, nos guste o no, Chavez ganó claramente varias elecciones y no ha sido hasta ahora y porque en lugar de muchos partidos la oposición se ha presentado como un solo bloque que ha cambiado la mayoria (otra cosa es como termine de verdad la cosa).

    Aquí hemos tenido una gran oportunidad perdida. El PP ha desaprovechado totalmente una aplastante mayoria absoluta cuando con dicha mayoria, podria haber hecho recortes que apenas afectaran a la ciudadania y que, estoy seguro aun no siendo economista ni de lejos, habrian también reducido el déficit, es decir, eliminar organismos absolutamente innecesarios como el Consejo de Estado y el Senado, eliminar las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y ONG,s y que cada uno de estos se financien con sus cuotas, ayudas privadas, haciendo rifas, lo que se les ocurra y esté dentro de la legalidad pero nunca con dinero público, eliminar los sueldos vitalicios, cuando un politico cesa en su actividad, que vuelva a la que tuviera anteriormente o a cobrar el paro como cualquier otro, con los mismos límites y las jubilaciones igual, cuando les llegue la edad y como los demás, según salgan las cuentas de lo cotizado y una medida estrella mucho mas dificil, pues creo que para ello son necesarios los dos tercios de la cámara y no solo la mayoria absoluta, la eliminación del estado autonómico. Al menos se podria haber propuesto y luchado por ello. En lugar de ello han hecho lo que han hecho, todo muy impopular, se les ha agravado mucho mas por el tema de la corrupción (pero que, detalle curioso del que nunca se dice nada, la mayor de los presuntos hechos delictivos se cometieron en las legislaturas anteriores sin que entonces los investigadores se enteraran de nada y olvidandose además que hay otro partido que está por encima del PP en cuanto a corrupción) y ha ocurrido lo que ha ocurrido, que tenemos un problema descomunal, pues esa chusma nueva (dejo fuera de estos a Ciudadanos)

    En fin, de todas formas, yo estoy totalmente en contra del Keynesianismo, prefiero esa máxima liberal de "menos estado y mas libertad individual".

    La riqueza y el bienestar lo ha creado siempre la iniciativa privada, el estado es el peor empresario y gestor que ha existido y existe.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ramses por tu comentario tan extenso. Solo una apreciación, Keynes fue un economista espléndido, probablemente el que mayor profundidad ha dado a la teoría económica. Aún no estando de acuerdo con el como la escuela Austriaca, dio las bases para esa discusión.

    En el libro "viaje a la libertad económica" de Daniel Lacalle, un referente del liberalismo en España, dice que Keynes se revolvería en su tumba si supiera lo que se hace en su nombre.

    No hay que confundir lo que argumentaba con la interpretación que se hace de sus teorías. En la propia entrada hay un link donde cuento que recomendaba para una situación como esta.

    Lo dicho, gracias por el comentario

    ResponderEliminar

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.