Sociedad de la desinformación - Doñana



Si algo nos ha traído el siglo XXI ha sido el acceso fácil y cómodo a la información. Cualquier que tenga acceso a internet y un poco de manejo de los buscadores puede acceder a fuentes de información que eran inimaginables hace solo 20 años. No sólo eso, las redes sociales permiten seguir a los expertos en temas que publican información de calidad de manera más o menos constante. 

Con todas estas facilidades, solo necesitamos dos cualidades, espíritu crítico para poner en duda los mensajes simplistas y esfuerzo para buscar la información y poner todos los medios por entenderla.

Pero igual que tenemos esa facilidad para acceder a la información, el "bombardeo" de mensajes, consignas, artículos y publicidad crea suficiente "ruido de fondo" para crear confusión y alejarnos de la información veraz. Todo este "ruido de fondo" debe ser analizado con detenimiento, espíritu crítico y contraste de la información. Sin todo esto, ocurre que o bien por desconocimiento, interés o manipulación aparecen los bulos que tanto daño pueden generar cuando se convierten en una "verdad" falsa o "medio verdad".

Un ejemplo claro ha sido el incendio de Doñana. En las redes sociales rápidamente apareció el mensaje "la ley de Montes permite edificar después de un incendio". Nada importa que los que lo hicieran no supieran distinguir un P. pinea de un P. halepensis ni que desconocieran los principales motivos de los incendios forestales en España, ni se hubieran leído el artículo en cuestión de la LM entendiendo la motivación para incluirlo del cual estoy más que de acuerdo. Tampoco conocerían que España tiene el modelo contra incendios de los mejores del mundo ni que, entre todos, el Infoca es un referente. También se repitió que "los incendios se apagan en invierno" cuando en invierno se evita que se hagan grandes pero apagar, se apagan con batefuegos, líneas de defensas y agua. 




Ha sido tan bochornosa la situación que varios periódicos incluso Greenpeace (http://m.greenpeace.org/espana/es/high/Blog/incendios-forestales-hay-que-evitar-las-simpl/blog/59723/tuvieron que salir a desmentir el "bulo". Pero el daño ya está hecho. Miles o decenas de miles de personas se han quedado con esa idea y difícilmente se la quitaran de la cabeza, alejando un problema grave de la sociedad española de las causas reales y contrastadas. Igual que ocurre con las vacunas, pondremos el foco mediático hacia quien no lo merece y quedarán ocultas las causas verdaderas. 

Pediremos cambiar ese artículo, culparemos a las multinacionales del IBEX pero olvidaremos las tensiones existentes entre agricultura y ganadería con los montes. Olvidaremos que se necesitan planes para compatibilizar el medio rural con el aprovechamiento forestal y que, salvo casos extremadamente raros, no es el motivo de los incendios recalificar terrenos. Y que la mayoria de los incendios son debidos a causas naturales o negligencias y que algún pirómano también existe. Olvidaremos que la ley de Montes genera discusión entre el sector pero no por ese artículo que es necesario. En fin, olvidaremos lo importante para enfocar la presión social en el bulo. 

Todos somos libres de opinar en redes sociales, faltaría más, pero ante esa capacidad, especialmente si tienes un buen número de seguidores, debe existir la obligación, al menos moral, de contrastar un mínimo nuestra información y no ser parte de la creación de estos "bulos". Opinión no puede ser convertido en "verdad" y debemos separarlo claramente en nuestras expresiones. 

Creo que debemos redoblar los esfuerzos todos para no crearlos ni ayudar a la difusión de información manipulada, falsa o malintencionada. Y en nuestra mano está contrastar la información recurriendo a las fuentes o buscando expertos en la materia. 

2 comentarios:

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.