Obama, el presidente Keynesiano


Con el fin del mandato de Obama, llegan los análisis de sus 8 años en la presidencia. Se va el presidente que deslumbró en su llegada, con sus discursos, su oratoria, las dos millones de fotos que deja para el recuerdo y una gestión del marketing político excelente.

Llegó con el "yes, we can", un mensaje que emprendía una legislatura inicial donde Estados Unidos se enfrentaba a multitud de problemas muy graves. Desde una economía que destruía cientos de miles de empleos al mes, un sistema financiero con una crisis histórica y, sin olvidar, perdiendo peso en el panorama global.

La crisis actual nació y "explotó" en el sistema financiero americano ante los problemas de la escasa regulación del mercado y la decisión de no rescatar Lehnman por G. Bush. La desaparición del crédito fue igual que brusca que en Europa y los resultados en pérdidas de empleo similares, con la diferencia del mercado laboral, mucho más liberalizado, responde rápidamente a las modificaciones de la demanda y oferta. 

Obama ha aplicado medidas de corte clásico Keynesiano a través del aumento de la inversión pública, aumentando el déficit y una gestión monetaria en línea con estos objetivos. Los resultados están ahí, una recuperación lenta pero segura aún con un endeudamiento alto del Estado. Para los que reniegan de este tipo de políticas, siempre las valorarán de manera negativa por defecto pero nadie puede asegurar que hubiera pasado si se hubieran aplicado medidas más liberales. En los paises europeos periféricos, aplicando medidas de reducción de déficit, aumento de la presión fiscal y la casi eliminación de la inversión pública productiva, los resultados en el mismo periodo han sido mucho peores. 

Pero eso fue solo una parte de su mandato, el ObamaCare, su sistema médico "cuasi" universal y la lucha contra las armas de fuego limitada por el congreso han sido uno de los temas más comentados de manera internacional. Faltó más decisión con la regularización de la inmigración ilegal e incluso el cierre de Guantánamo.

Un tema interesante y poco recordado es su lucha contra el terrorismo. Los que veían a Obama como un pacifista han encontrado a un presidente que, huyendo de guerras abiertas como Irak o Afganistán, ha sido muy combativo  contra el terrorismo. Siria, Afganistán, Irak, Yemen son ejemplos donde existe intervención militar. Sin olvidar, la operación contra Bin Laden dentro de un territorio amigo pero sin aviso previo. Una "guerra" muy eficiente en bajas y muy efectiva en comunicación y resultados. 

También se ha enfrentado abiertamente a Rusia tanto en Europa, con el escudo antimisiles en Ucrania, como en Siria volviendo incluso las escaramuzas militares entre aviones y barcos rusos con miembros de la OTAN. Y no sólo Rusia, con China también han aumentado las tensiones por los famosos islotes del Pacífico. 

En el plano de política internacional, su apoyo decidido a la Unión Europea y su interpretación de vernos como socio estratégico, un apoyo global a los tratados de libre comercio y una recuperación de su peso como principal actor en las zonas de conflicto más allá de su peso militar, llegando hasta el "no veto" a la resolución del consejo de seguridad de las Naciones Unidas contra Israel por los asentamientos, ha conseguido recuperar ese peso internacional más allá de la fuerza bruta. Ha sido el presidente del diálogo y apoyo pero muy agresivo con el terrorismo islámico.

Obama ha sido probablemente el presidente más universal de la historia. Creo que, para Estados Unidos, ha sido fundamental para su recuperación económica más o menos rápida. Y un gran aliado de los paises cercanos con el apoyo firme de los tratados de libre comercio que, aunque discutibles, ha permitido mejoras en el desarrollo de países en vías de desarrollo. Pero este concepto de globalización también ha sido el que ha aupado a Trump al poder como comentaba aquí, debido a cómo se ha cebado con las clases medias.

Se va con el "vosotros podéis continuar con el cambio". Y llega la era Trump. Igual que Obama nos ha dejado momentos para la historia, veremos que momentos nos deja la era Trump con su política, por ahora, promete. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.