¿Qué es la socialdemocracia?


En los últimos meses, en la campaña electoral Española, casi todos los partidos relevantes se han intentado describir como socialdemócratas. Pero, más allá de una palabra, es importante entender que significa este modelo de Estado y económico que tanta pelea genera entre los partidos. 

Evidentemente, se podrían escribir libros sobre la definición aunque, en un ejercicio de extrema simplificación, quiero traeros una que leí hace poco en un comentario:

"La socialdemocracia es apoyarse y desarrollar el libre mercado para que se pueda asegurar un estado del bienestar amplio y universal" 

Es decir, dos vertientes del modelo económico. Por un lado, una economía donde los agentes económicos tengan libertad y se tienda a la libre competencia. Y por otro, un Estado con suficiente capacidad y recursos (impuestos) para mantener un modelo universal de sanidad, educación, servicios sociales, protección de desempleo y pensiones.

Estas dos vertientes tienen implicaciones económicas claras como son un alto peso del Estado en el PIB, una presión impositiva muy alta, unas estructuras públicas amplias y caras, una economía en manos de empresas privadas compitiendo entre si y, de manera general, una alta regulación que ayude a la mayor competencia. Evidentemente es un modelo parcialmente intervencionista. 

O dicho de otro modo, el Estado recauda unos impuestos muy relevantes, en Europa oscila entre el 40%-50% del PIB, y a cambio se dispone de una cobertura (cuasi)universal sobre los principales servicios públicos. Este modelo es el aplicado en la zona euro, habiéndose producido una mejora de la calidad de vida sin precedentes en la historia, algo que es difícil de negar. 

Sin embargo, como cualquier modelo, tiene sus defectos. Por un lado, en periodos de recesión como el actual, es complejo mantener el gasto público sin aumentar los impuestos con el consiguiente riesgo de profundizar aún más la recesión. Por otro, limita la libertad individual de decidir cómo gastar el dinero propio al ser los impuestos "capturados" por el Estado. Y, de manera muy importante en la Europa actual, el modelo tiende a apoyarse en las familias con ingresos medidos (clase media) como fuente principal de recaudación pero teniendo un acceso restringido a los servicios públicos. Y este último punto es quizás un tema complejo que no se ha sabido solucionar. 

Ciertos sectores de opinión creen, además, que los Estados son menos eficientes en el gasto que el sector privado. Es decir, un Euro en mi bolsillo se gasta mejor que ese mismo importe pagados en impuestos. O dicho de otra manera, el incremento de PIB por unidad de gasto público es menor que por el gasto privado. Esta discusión, histórica y compleja, señala una de las grandes diferencias entre el modelo liberal y socialdemócrata, y sus implicaciones han generado divergencias claras en el modelo de Estado y como ejemplo tenemos las diferencias entre Europa y USA. 

Podríamos decir, con todo esto, que Europa, y evidentemente España, sigue un modelo socialdemócrata con sus grandes logros y grandes errores. Con sus ventajas e inconvenientes. No existe, en la Europa del euro, ningún país que no cumpla estos principios generales aunque puedan existir ligeros matices en el nivel de intervención del Estado sobre las empresas privadas.




Para los que les guste hablar de Keynes, los principios económicos que expresó como el hecho de que los Estados puedan (y deban) intervenir en los ciclos económicos para reducir sus efectos a través del incremento del gasto público (recesión) o aumentar la presión fiscal/precio del dinero (crecimiento), evidentemente están en el ADN socialdemócrata. En el fondo, el Estado es un participe muy relevante de la economía y se convierte en una herramienta para la reducción de los efectos de los ciclos económicos. 

Todo lo anterior, de manera muy simplificada, define la socialdemocracia europea. Un modelo de éxito hasta ahora pero que, como todos los sistemas, sus debilidades se acentúan en los periodos de recesión tan largos como el actual. 

El camino, quizás, pasa por seguir modernizando este modelo, ajustándolo al fenómeno de la globalización y a cubrir, de manera más eficiente, a las clases medias. 

Entonces, ¿quién es en España socialdemócrata? En este punto, creo que puedes y debes sacar tus propias conclusiones. 



2 comentarios:

  1. Enhorabuena por el artículo. Lo comparto en mi blog también: https://otraexplicacion.blogspot.com.es/2017/05/lo-mejor-de-la-semana_27.html

    ResponderEliminar

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.