A corto plazo, da igual el partido que nos gobierne


Seguimos ocho meses después buscando acuerdos de gobierno. Ahora, en el mes de agosto, empieza a correr mucha prisa porque hay que aprobar el nuevo presupuesto y el techo de gasto público, que son fundamentales para el funcionamiento del país.

Pero si nos centramos exclusivamente en economía, no va a existir muchas diferencias a corto plazo (1 año) entre un gobierno y otro. Como siempre, matices que pueden ser importantes, pero simplemente matices. 

Existen dos factores importantes para explicar esta situación. Por un lado, la política monetaria está en manos de Dragui con los tipos de cambio y precio del dinero. Pero por otro, como ya he explicado varias veces, España está intervenida por la UE a cambio de la capitalización de los bancos y mantener el precio de los bonos muy por debajo al precio real de mercado dotando de financiación a nuestro déficit. 

Pero no solamente las capacidades de decisión las tenemos reducidas, los valores macro impiden políticas agresivas fiscales y laborales. Un ajuste necesario, y exigido por la UE, de 10.000 millones en 2017 para reducir el déficit y un mercado laboral con un 20% de paro, obligan a realizar y mantener ciertas acciones independiente de quién esté. 

Cualquier cambio debe ser muy tranquilo. 

A corto plazo:

¿Se pueden bajar los impuestos? No salvo reducción de gasto público 

¿Se puede eliminar la reforma laboral? No, hay que mantenerla o una similar hasta que las tasas de desempleo sean bajas 

¿Se puede redistribuir los impuestos de IRPF, IVA y sociedades de manera distinta? Si, pero poco y con el beneplácito de la UE y nunca siendo desincentivadora de la inversión y consumo. 

A corto plazo, solo cambiaría algo si el nuevo gobierno creara una falta de confianza en UE y los inversores que produjera tensión similar a la vivida con Grecia, algo que no beneficia a ninguna de las partes.

A largo plazo hay diferencias, muchas, un nuevo modelo de crecimiento, sistema impositivo que ayude la innovación, nuevo entorno para la creación de industria de alto valor añadido, resolver el déficit de la seguridad social, mejorar la calidad del empleo, etc... Y en otros ámbitos, educación, sanidad, seguridad jurídica, corrupción y territorialidad son ámbitos donde hay mucho que hacer. 

Pero, a corto plazo, ningún gobierno se saldrá de la senda fijada por la UE. Sea el que sea. Y quien diga lo contrario o sabe que está mintiendo o es muy inocente. 


No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.