Saber economía. ¿Por qué?



El modelo educativo actual tiene muchos problemas. Uno de ellos es que deja fuera del expediente curricular ciertas disciplinas que son fundamentales para el desarrollo de los chavales y las herramientas que necesitarán en el futuro.

Podríamos hablar de la música y deporte, que se suelen cubrir con extraescolares si se puede económicamente y existe oferta cercana y que encaje con el tiempo libre familiar.

Una de esas disciplinas son los principios básicos de la economía. El principal motivo es que ciertas decisiones más o menos importantes deberíamos tomarlas con las nociones teóricas básicas para entenderlas correctamente pero además ayuda a entender el mundo que nos rodea. Podemos dividirlo en tres bloques de diferente diferente calado y ordenadas, según mi opinión, de menor a mayor importancia. 

a) Las distintas corrientes de pensamiento económico han sido fundamental para entender la historia del siglo XX. Es difícil entender el pasado siglo sin conocer la diferencia entre comunismo y capitalismo, el motivo que llevó a la II Guerra Mundial o cómo se creó la UE. En el fondo, los distintos matices han marcado, incluso, fronteras. 

b) Por otro lado, en el panorama político actual, las discusiones se centran en dos frentes, el económico y el territorial. Nos hablan de contrato único, subida/bajada de impuestos, reforma laboral, PIB, déficit, etc... Y dentro de la oferta, deberíamos seleccionar con un nivel de entendimiento mínimo sobre las implicaciones de cada oferta, si son factibles o incluso beneficiosas. Si fuera así, algunas propuestas hubiéramos entendido que eran imposible y no nos hubiéramos sorprendido su incumplimiento.

c) Y por último, y probablemente más importante, tomamos decisiones personales a medio y largo plazo que debemos entender. Compramos/alquilamos nuestra vivienda, guardamos nuestros ahorros en distintos sitios, hacemos presupuestos familiares, compramos coches, nos endeudamos, ahorramos, etc... Y en cada decisión, debemos analizar si es la opción correcta y entender qué implicaciones y riesgos tiene. 

Esta falta de conocimiento ha llevado a que se tomaran decisiones, en momentos concretos, con un nivel de riesgo muy alto. Podemos recordar las 'preferentes' o esas hipotecas con un 50% de endeudamiento en plena burbuja, errores que pudieron ser evitados si hubiera existido un conocimiento medio de la ciencia económica. Porque fiarse de quien te asesora, si tiene interés comercial en el producto, se ha demostrado un gran error. 

Por todo esto, y en este blog, seguiré intentando traer este conocimiento mínimo a todo aquel que quiera pasarse a leerme. Debemos cubrir, entre todos, esta falta de formación con información objetiva y sencilla. En el fondo, no necesitamos ser economistas, únicamente tener las herramientas básicas para tomar decisiones acertadas. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.