Brexit - Reflexión en frio


Brexit. Una reflexión en clave política
El Brexit pasará a la historia como la victoria de las élites, de la demagogia y de la creación de una gran fractura social.

Empecemos por la base. Cualquier proceso de pérdida de soberanía o un cambio de modelo social/económico, siempre produce fuertes tensiones en las distintas elites políticas y económicas. Si a eso le añadimos que la soberanía se cede hacia unas instituciones fuera de tus fronteras, este proceso aumenta en virulencia creando mensajes populistas y nacionalistas del tipo "todo lo malo viene de fuera". Y para que tenga suficiente peso en la sociedad, se centran estos mensajes para ciertos grupos con más predisposición a absorber estas tesis simplistas.

Esas 'élites', que pierden poder en los traslados de competencias, crean mensajes simples, 'viscerales' y patrióticos que, envueltos en el uso del sistema democrático, van creando el caldo de opinión en la sociedad. Pero siempre se necesita un detonador que arranque el proceso, y para ello tenernos las crisis económicas y/o cambios de modelos sociales bruscos. Estos momentos concretos son los idóneos para aumentar el número de 'convencidos' y crear una mayoría social de opinión que permita convertir la situación en otra distinta. 

En el llamado Brexit, la decisión del Reino Unido de “independizarse”, o salir de la UE, hay que entenderlo como un referéndum de “autodeterminación” porque, de una manera u otra, devuelve al Estado ciertas competencias que tenía delegada en la UE, en  mayor o menor medida. Y este apoyo se ha producido con una falta absoluta de consenso social. Haciendo cálculos sencillos, el 36% de la población de RU votó por el “Si”(52% de sies x 72% participación)  y aunque fueran las reglas del referéndum, podríamos usar la famosa frase de “nunca tantos deben a tan pocos” de Churchill. Como habréis podido leer, tanto el segmento más joven, ciertas ciudades grandes como Londres o zonas como Escocia e Irlanda votaron claramente por la permanencia.

Sólo esta diferencia por edades y zonas geográficas, ya produce un desgarro de la sociedad. Como escribía hace tiempo en la entrada ¿Qué necesita un territorio para independizarse?, el primer punto era  “un sentimiento mayoritario en la población que no pueda diluirse ante el coste de este proceso”.  Es decir, se necesita un amplio consenso social, no solo en votos, si no en segmentos de la población para que no exista un proceso de exclusión social.

Todas estas variables unidas y bien gestionadas, han llevado al sorprendente "si" que resumiendo: 

Una élite populista, en este caso el partido conservador, ha lanzado hacia el vacío a una sociedad completa sin explicar los riesgos y los impactos a corto y medio plazo de la decisión.
Un mensaje tremendamente populista, simple y nacionalista. No a los inmigrantes y, lo que damos a la UE, irá para Sanidad...

Y una población castigada por la crisis y los recortes, realizados por aquellos que ahora les prometen una mejora inmediata con el Brexit, donde ha sido fácil conseguir que prenda la llama. 

Pero lo que realmente me preocupa (y sorprende) es cómo un país, con un nivel cultural alto y cosmopolita, puede tomar esa decisión basada en promesas y afirmaciones tan claramente absurdas. ¿Cómo se han dejado manipular con un mensaje tan burdo? Y lo más importante, si ha pasado en RU, ningún país está a salvo de ser manipulado. Todo esto solo tiene una explicación, que el referéndum fuera realizado para que saliera el 'No' y tener capacidad de negociar con la UE ciertas mejoras. Sin embargo, salió el 'Sí'.

Por todo esto, debemos reflexionar sobre los motivos por los que el proyecto europeista está fallando. Analizar que debemos cambiar para asegurar que se entiende correctamente lo principales beneficios de la unión y que se corrigen los errores. 


No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.