Destrucción creativa o cómo se aceleran los cambios económicos



Que los avances tecnológicos van muy deprisa, es algo que nadie puede negar. Pero hasta ahora, esos cambios han simplificado el trabajo y han abierto nuevas líneas de negocio que han conseguido crear empleo y riqueza en las sociedades.

Claro que la especialización ha ido aumentando y ya, a nuestros padres, les genera problemas entender algunos trabajos que desempeñamos. Sin embargo, simplemente estamos cogiendo velocidad. Los cambios son cada vez más rápidos.

Leía hace poco que el 60% de los alumnos de primaria tendrán trabajos que a día de hoy no existen. Si, habéis leído bien un 60%. Y eso implica que estamos formando a una generación pero no sabemos con qué objetivo y que habilidades van a necesitar, así de fácil. 

¿Y qué significa todo esto?, que la “destrucción creativa”, un proceso que convierte un modelo productivo por otro  (igual que ocurrió en la revolución industrial), se está acelerando y nos acercamos a un periodo donde los cambios cada vez serán mayores y más bruscos. 

Si durante el siglo XX fue un cambio lento pero continuo, ahora vivimos cambios muy rápidos tecnológicos que crea y destruye industrias de una manera despiadada. Puedo poner el ejemplo de Nokia, pasó de ser los "amos", y lo digo porque les conocí en esa época, a desparecer como empresa. ¿Por qué? No se quisieron adaptarse a un gran cambio en dispositivos móviles que fue el sistema operativo Android. 
                                                                                                                                                                                                                                                        
Este proceso siempre crea fuertes resistencias al cambio tanto las llamadas "élites" (dueños de los modelos productivos que desaparecen) como de las personas que tienen que adaptarse al cambio de manera continua. Sin en otras épocas las presiones podían ralentizar está destrucción, la globalización y la existencia de mercados muy permeables, obliga a adaptarse o desaparecer. 

Un ejemplo de éxito es la industria de juguetes Española (y Valenciana especialmente) que entendió que la fabricación era inviable ante los costes de China. Se adaptó creando centros de I+D y diseño punteros a nivel mundial manteniendo los procesos de mayor valor. Evidentemente, este cambio es traumático en empleo pero la adaptación permite mantener una industria que, de otra manera, habria desaparecido completamente. 

Entender que el mundo está cambiando a velocidades nunca vista debe hacernos recapacitar en tres aspectos:

a) La adaptación al cambio es un factor clave del éxito tanto individual como colectivo.

b) Este cambio no es posible evitarlo porque otros si lo están haciendo.

c) La formación se ha convertido en algo que debe ser continua durante toda la vida.

Y ante todos este planteamiento: 

¿Estás tú preparado para esta velocidad? ¿Crees que lo están las empresas? ¿Y lo países? ¿Y los colegios? 

4 comentarios:

  1. Ni todas las empresas, ni todos los países ni todas las personas, NI YO... estamos preparados para los cambios porque se están dando a velocidad casi atómica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Egle por el comentario.

      No, no estamos preparados y te diría más, debemos prepararnos cada día porque la velocidad aumenta de manera exponencial.

      Pasa un buen día

      Eliminar
  2. Reciclarse intelectualmente al ritmo que lo hacen las tecnologías, es prácticamente imposible. Pero no por ello, debemos dejar de lado nuestra puesta a punto en cuanto a formación, o bajar la guardia. Si hacemos esto último, los que sí se adaptan o lo intentan, nos pasaran como un rodillo por encima, dejándonos alejados y apartados de toda posibilidad de adaptación. Buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es prácticamente imposible. Y lo digo trabajando en una empresa tecnológica. Pero dejarse llevar te deja fuera de contexto en un par de años, no más. Las cosas cambian a mucha velocidad. Hay que entender que la formación debe ser continua y para siempre, independiente de los años que tengamos.
      Muchas gracias por el comentario :-)
      Gracias por el comentario

      Eliminar

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.