Crecer a través de deuda pública. Un arma de doble filo


By Danish Expert - Own work. Data for the chart is from the Eurostat database[1][2], which normally will be identical with the European Commision's AMECO database[3][4]. In the current version of the file, the figures are based on recorded data for the first 3 quarters and forecasted data for the last 4th quarter of 2012. The data can also be found published by the European Commission's latest Autumn Economic Forecast 2012 report., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22861754


Una de la ideas que han aparecido últimamente es que, para crecer en España, la solución es seguir aumentando el déficit (gastar más) para invertir en los servicios esenciales. Es decir, aumentar la deuda pública. 

Ya escribí hace poco que tenemos que pensar en que se puede gastar mejor como alternativa al incremento de gasto, en esta entrada (Gastar mejor más que gastar más). 

Sin embargo, parece que es una idea brillante. Sí, siempre hay un "pero" y os quiero traer los inconvenientes del incremento de deuda pública. 

Ya he explicado varias veces que el incremento de impuestos reduce la renta disponible y como consecuencia el consumo. Y que, el gasto público, tiene un efecto multiplicador que puede compensar (o no) ese gasto.En esta entrada lo explicaba (efecto multiplicador)

Cuando un país se acerca a niveles muy altos de deuda (100%), aunque exista discusión académica sobre el tema, parece evidente que ocurren varias cosas: 

a) El Estado tiene que destinar una partida importante de sus ingresos a devolver esa deuda. Y no solo hoy, también en las próximas décadas. 

b) El punto anterior reduce la capacidad del Estado para invertir y mantener los servicios básicos durante décadas. 

c) Empeora la capacidad de financiación de las empresas. La deuda pública capta recursos que deberían ir a las empresas y crear inversiones productivas. 

d) Los costes de financiación suben para el Estado. Ahora vivimos en un espejismo con el BCE pero cuando retire el programa de compra de activos, la prima de riesgo aumentará. 

e) Es razonable pensar que se tienen que mantener recaudaciones altas de impuestos, lo que produce una disminución del consumo y un efecto desincentivador de la creación de riqueza. Los ciclos económicos de recesión son más fuertes. 

En conclusión, el déficit público tiene un defecto: hay que pagarlo y se hace durante "décadas". Se debería analizar, antes de decidir entrar en este tipo de políticas si debemos cargar a las próximas generaciones con nuestras ineficiencias. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.