Recursos Naturales y Economía





La Tierra es un gran ecosistema formado por millones de ecosistemas (perdonarme la redundancia) que mantiene un equilibrio estable. Esta estabilidad se produce porque existe una alta diversidad de especies que son capaces de adaptarse a multitud de entornos. Por ello, cuando una zona tiene un cambio brusco, ciertas especies desaparecen y otras colonizan los nuevos espacios. Estos equilibrios globales no son conocidos con exactitud y el impacto en los cambios de las relaciones entre ecosistemas no son predecibles.




Esta capacidad que tiene nuestro planeta para adaptarse ha permitido una diversidad genética enorme que, mutación tras mutación, ha alcanzado la evolución de especies tan complejas como el hombre y tan adaptables como ciertas especies vegetales o los virus. 

Sin embargo, en los últimos 200 años, se ha producido unas alteraciones complejas y masivas en los ecosistemas. La deforestación global, el uso intensivo de lo recursos, la generación de CO2 debido al desarrollo social y económico,  tiene unos efectos en la modificación del entorno que, de manera progresiva, cambia esos equilibrios por otros nuevos.  A nivel global, simplemente, se producen cambios pero a nivel individual existen modificaciones más o menos drásticas en función de la fragilidad de los ecosistemas. 

Existen movimientos sociales, políticos y económicos que se posicionan ante esta realidad sin intentar llegar a comprenderla. Desde las posiciones más extremas del ecologismo hasta la negación del propio efecto de ciertas corrientes de pensamiento neoliberal, se subestima la capacidad de adaptación de lo ecosistemas y la producción finita de recursos naturales.

Pero, ¿y qué tiene que ver esto con la economía? 

La economía pretende estudiar la escasez. Y, a medio plazo, no existirá mayor escasez que lo recursos naturales. A día de hoy, el agua y la comida no sufren escasez a nivel global pero su distribución es muy desigual. 

Durante las últimas décadas, los avances científicos y médicos, la mejora de la productividad de los proceso extractivos unido a la mayor eficiencia en los procesos de transformación y distribución, ha permitido que el aumento exponencial de población y su consumo sea compatible con disminuciones globales de la pobreza y una mejora en la distribución de los recursos. 

Sin embargo, el binomio "aumento de población + aumento de consumo per capita", llegará a colapsar las capacidades globales salvo que la tecnología consiga aumentar la eficiencia en la misma proporción. 

Y en este entorno "macro", la economía, las ingenerias del medio natural y las transformadoras, se deben unir en teorías económicas que permitan predecir cuatro aspectos fundamentales:

a) la evolución de las capacidades de producción

b) la mejora de la eficiencia en la creación de cada unidad de oferta

c) la relación que existe entre las variables anteriores y la demanda

d) distribución eficiente de la oferta reduciendo las desigualdades.

De igual manera que la Física lleva 100 años buscando una "teoría unificada", las ciencias económicas deben evolucionar hasta modelos "unificados" que permitan accionar palancas a medio plazo para evitar el colapso de la oferta.

Simplificando, llegamos a una clásica curva de demanda y oferta. Donde:

Población x Consumo per capita = Producción 

Y volvemos a las distintas líneas de pensamiento donde cada "solución global" se plantea sobre uno de las variables. 

1) Se puede mantener el equilibrio a través de la reducción de "consumo per capita" que compense el aumento de población.

2) Se puede mantener el equilibrio a través del aumento de la producción, creciendo económicamente y ganando eficiencia.

3) Incluso reduciendo el incremento de población como hizo China con la política de hijo único. 

En todo caso, las matemáticas tendrán un papel fundamental en la creación de modelos complejos que permitan estimar las relaciones entre economías, las variables clave de la oferta y demanda, las distintas evoluciones y su impacto. 

En el fondo, los procesos de relación entre ecosistemas naturales y las distintas economías son similares. Se diferencia en las variables que lo definen y las interrelacionan pero la complejidad es similar. 

Y más allá de entender cómo funciona las teorías del dinero o trabajo en economía, entender cómo se relaciona con los recursos naturales y su distribución es clave para afrontar el futuro ante el aumento exponencial de población. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.