Burbujas. Impactos reales


Esta es la continuación de una entrada anterior donde escribía sobre burbujas. (link). Añado esta entrada para explicar el impacto que tiene el "postmortem". 

¿Qué efecto tiene en la economía su creación y su fin abrupto? ¿Por qué son tan temidas y poco previsibles? ¿Por qué no se suelen crear políticas preventivas para no hacerlas crecer? 

Lo primero que hay que tener claro es que las burbujas se producen muy habitualmente siempre con efectos adversos pero algunas son locales y otras sistémicas. Y por sistémicas me refiero a aquellas que ponen el riesgo sectores o mercados externos a la burbuja. 

Y como nada mejor que un ejemplo para entenderlo, voy a contar dos ejemplos. Por un lado, el clásico de la construcción en España como sistémico y las acciones de Gowex. Ya, lo sé, eso fue fraude pero hasta el día que salió fue un ejemplo claro de una burbuja. 

Ya comenté en la anterior entrada que el efecto más importante es que la demanda de un bien desaparece de manera abrupta y la oferta, normalmente endeudada, no tiene capacidad para desprenderse del bien sin pérdidas y/o no tiene capacidad para pagar las deudas contraídas para su compra. 

Si esto se produce en un grupo de personas pequeño y en un sector poco relevante tendrá un efecto local, los especuladores perderán dinero y posiblemente sus empresas cierren. Pero el resto de la economía absorberá estos puestos de trabajo y las pérdidas.

Pero si se produce en un producto como la vivienda, el efecto se multiplica. No solo por el efecto de la pérdida de valor del bien, además hay que añadir el posible efecto multiplicador que tenía el bien. 

Gowex es una empresa que ofrece wifi gratis. Durante un par de años que cotizó en bolsa, su precio creció de manera sorprendente. Un análisis de una empresa Americana puso en duda, con mucho acierto, sus ingresos. Y de un día para otro, el precio de la acción cayó un 90%. La acción dejó de venderse y todos los accionistas perdieron su dinero. Y ahí se quedo, unas miles de personas impactadas. 

En el caso de la vivienda, ocurrió algo parecido pero se contó por miles o incluso millones los impactados, incluido empresas inmobiliarias con grandes deudas bancarias. Los bancos dejaron de prestar dinero tanto a particulares como empresas para comprar y construir. Al caer la demanda, el precio cayó rápidamente y se dejo de construir. Los empleos generados directos e indirectos se destruyeron haciendo caer aún más la demanda no sólo de vivienda.  Y esto produjo un incremento de gasto público por dos efectos, aumento de gastos de la seguridad social y reducción de ingresos fiscales. El Estado tuvo que reducir su inversión pública que produjo mayor contracción del empleo. Y continuó el círculo de la crisis. Es decir, en el caso de un sector con alto peso en el PIB y que puede ser trasladado al Estado el riesgo, su efecto se propaga a toda la economía. 

Por ello, es importante manejar las creaciones de burbujas mediante regulación y asegurar que está regulación  no lo favorezca. En otra entrada analizaré la posible burbuja del sector financiero y su impacto a futuro. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.