Un poco de historia de la crisis económica Española ll

Vamos a intentar condensar en una entrada como fueron los primeros años del siglo XXI para España.

Si una palabra define esta época en España es el crecimiento. Desde el 2000 al 2008, el crecimiento de la economía rondaba el 3,8% anual. Era evidente que había mucho dinero, los sueldos subían, el crédito fluía de manera sencilla y el consumo crecía.


Como ejemplo, dos frases de presidentes del gobierno de esa época. Uno diciendo que estábamos en la "champion league" de la economía mundial y otro diciendo a Kohl, presidente alemán, que si necesitaba ayuda para gestionar el déficit público ya le enseñábamos nosotros. Y buscábamos un asiento en el G8.

Se definió este periodo como el "milagro Español". A nadie le importaba que algo no cuadrara en este proceso porque todos ganábamos. Sin embargo, las bases el crecimiento eran poco consistentes: 

Empecemos a explicarlo:

1) Endeudamiento (apalancamiento). Debido al leve crecimiento de Francia y Alemania, los tipos de interés eran muy bajos. Según nuestro crecimiento necesitábamos justo lo contrario, enfriarla para evitar la formaciones de burbujas. Como crecíamos más que los tipos de interés, endeudarnos era muy beneficioso y los bancos relajaron los niveles de riesgos. Empresas y particulares se endeudaban a niveles récord

2) Mercado laboral. Este crecimiento provenia, principalmente, de sectores con alta demanda de mano de obra y baja productividad. La construcción y el turismo absorbían cantidades ingentes de personas. Esto produjo un incremento de coste laboral y aumento de renta disponible, no sólo en estos sectores si no en el resto debido al efecto multiplicador del consumo. 

3) Educación. El incentivo para estudiar y formarse era muy bajo. Cualquier chaval con 19 años cobraba más en la "obra" que un universitario recién titulado. Esto empeoró los índices de fracaso escolar y abandono, teníamos una generación mal formada y muy bien pagada.

4) corrupción. El coste en las arcas públicas de este fenómeno fue altísimo y más en la falta de inversión. Impidió, claramente, un proceso de destruccion creativa que lanzará a España a competir internacionalmente en un momento donde era posible emprender. Alguno lo llaman "capitalismo de amiguetes", pero no nos dejemos engañar, era pura corrupción pública y privada.

5) El sistema bancario: En escenarios de tipo de interés bajo, para mantener su margen, necesita recircular muchas veces el dinero. Y esto lo consigue a base de prestarlo incluso a intereses alto ante riesgo de impago.

6) Aumento del precio de los activos: Los productos comprados a créditos subían rápidamente de valor debido al aumento de la renta disponible y futura y el acceso a crédito. La vivienda y la bolsa fueron buenos ejemplos.

Por último, recordar que en un escenario de crecimiento alto, las palancas económicas deben ser la subida del tipo de interés (BCE no estaba por la labor) y la subida de impuestos para reducir el consumo pero os políticos no se querían ser los que amargaran la fiesta. 

Como nada de eso se hizo, teníamos una bomba de relojería entre manos que no se supo hacer explotar de manera controlada. El 15 de septiembre del 2008 el país estaba muy endeudado (tanto empresas como particulares), sectores que tiraban de la economía poco productivos y basados en deuda,  una corrupción que había impedido la creación de nuevos negocios y un sistema bancario que había prestado lo que tenía con un control de riesgos poco efectivo. Y por último, varias burbujas sobre productos muy importantes, la vivienda y la bolsa. 

Ejemplos de esta situación hubo muchos pero alguno kafkiano:

A) Una constructora compró un paquete muy importante de acciones de Repsol a crédito y lo pagaba con los dividendos. 

B) La promoción inmobiliaria se hacía con deuda externa sobrepasando el 70% del total. Si se vendía, era un negocio redondo.

C) El día que habrían las casetas de venta de vivienda había colas de gente. Hubo promociones que se vendieron en 2 días 150 viviendas sin empezar a construir. 

En general, este país era un "nuevo rico" que pensaba que siempre lo sería. Nos olvidamos que, citando a Keynes, en época de crecimiento hay que ahorrar para cuando cambie el ciclo económico. 

Y llegó el 15 de septiembre... pero eso en el siguiente post. 

No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.