Intervencionismo y corrupción. El ejemplo mercado energético


Últimamente está muy de moda hablar de la necesidad de que los políticos sean menos intervencionistas con los mercados. Es decir, dejar que los mercados se autogestionen sin intervención externa porque se equilibran de manera natural.


En España se confunde, muchas veces, la regulación de los mercados con la corrupción que aplica a la toma de decisiones. Mi opinión sobre regulación de mercado la deje en este blog en una entrada (aquí). 

Y otra sobre corrupción aquí 

Tengo que reconocer que tengo cierta fijación con la corrupción. No me gusta, ninguna, sea del color que sea. Ni la política ni la empresarial ni la particular. 

Y para ejemplo, un botón. Un país con déficit energético debe tender al autoabastecimiento. No queda otra. Más, me parece una de las grandes debilidades de la economía Española que estaba incluido en mi entrada en genblog.net. http://www.genblog.net/las-10-debilidades-la-economia-espanola/

Cuando veo la nueva regulación de autoabastecimiento me cuesta entender el sobrecoste que debe asumir un particular por tener un respaldo energético. Hay que entender que las empresas eléctricas no dejan de ser empresas y que deben ser rentables pero hay que buscar un equilibrio entre empresa y futuro económico.

Y en puntos como este, no soy capaz de  ver el límite entre corrupción y regulación. ¿Qué puede motivar a un gobierno a legislar en contra de la reducción de una de los principales debilidades económicas de un país? ¿Es razonable, a largo plazo, estas limitaciones al autoconsumo? ¿Se debe penalizar a una vivienda por cubrir sus necesidades energéticas de manera autónoma? 


Y, ojo, la regulación energética de los últimos años ha sido nefasta para las  empresas, cambiándoles el entorno jurídico demasiadas veces en un sector con inversiones a tan largo plazo. 

La seguridad jurídica debe imperar en los mercados. Debe asegurarse que las inversiones a largo plazo tienen validez para que se produzcan y, con ello, se genere empleo de calidad y estable. 

Mi pregunta es obvia. ¿Estamos ante un caso de regulación o de corrupción? Yo, personalmente, lo tengo claro. 

PD: que nadie vea un ataque político al actual gobierno. En este blog no hablo de política. Pero es el ejemplo más claro de los últimos meses. 


No hay comentarios

Si quieres coger algo del Blog, puedes hacerlo si citas el propio blog. Con la tecnología de Blogger.